¿Sabes cuántos mundos existen?


Si te preguntas cuántos mundos existen, te podemos decir que tantos como uno se pueda imaginar. La pluma de un escritor o un poeta puede transportar a los lectores a un sinfín de lugares misteriosos, reales, imaginarios, divertidos, insólitos, llenos de luz, oscuros... Los seres creativos tienen la capacidad de inventar y reconstruir los escenarios y sumergirnos en historias que, muchas veces, transcurren en otro tiempo y dimensión.

Hay una clasificación que pone de manifiesto que hay cuatro mundos. El primero es el occidental, donde predomina la prosperidad, la educación, la sanidad. El segundo mundo se refiere a los países socialistas, todos aquellos que rechazan la cultura del capitalismo; en este sentido, tenemos países, como Rusia o China. El tercero corresponde a las naciones más pobres que sufren epidemias, exclusión social, hambre; y, finalmente, el cuarto mundo describe a población más vulnerable que vive en riesgo social.



Pero, qué me puedes contar del mundo virtual, esta nueva realidad es la que predomina, hoy en día, forma parte de nuestra vida. Desafortunadamente, la mayoría de las personas ya no saben dar un paso sin la tecnología. Por lo tanto, sigo pensando, que la limitación del ser humano es intentar aclarar y clasificar muchas cosas, que aún escapan a la realidad comprensible.

¿Hay vida en otros planetas? ¿Hay planos sutiles en los que viven otros seres que no
 podemos ver? ¿En qué mundo te gustaría vivir? Esto último, si tenemos en cuenta la proyección del futuro y nuestra necesidad de crear un entorno mucho mejor para las nuevas generaciones.

En conclusión, porque no me quiero alargar y porque esta pregunta te la hago para que reflexiones: ¿en qué mundo vives? Seguro, que compartes conmigo que cada uno de nosotros está sumergido en su propia realidad. Por lo que tiene sus propias vivencias y experiencias, que nada tienen que ver con las de algunas personas. 

En definitiva, no me atrevería a cuantificar las formas, materias, espacios y fenómenos a los que accedemos a través de los sentidos, la experiencia o la razón. Sigo pensando, que hay que expandirse en todos los conceptos, mente, cuerpo y espíritu, para seguir descubriendo grandes tesoros escondidos. 



Publicar un comentario

1 Comentarios